Atrévete

"Lo importante no es lo que hacen de nosotros, sino lo que nosotros mismos hacemos con lo que han hecho de nosotros". Sartre

martes, 16 de julio de 2019

Tips sencillos para elevar nuestro nivel de energía

A menudo oímos a nuestro alrededor frases como “me falta energía”, “estoy off”, u otras semejantes. Es bastante normal sentirnos así de vez en cuando, debido al estrés que proviene de situaciones del  exterior o del interior de nosotros mismos. El dr. Hawkins nos proporciona estos sencillos consejos, al alcance de todos, para aumentar el nivel de energía de manera inmediata. Encontrar momentos en el día para poner en práctica algunos de ellos, nos dará la clave para sentirnos mejor y evitar que nuestros niveles de energía vital desciendan hasta poner en peligro nuestro equilibrio y salud  física y mental. 

Repiquetee sobre su timo tres o cuatro veces al día con el fin de estimularlo y reducir las consecuencias de la tensión o estrés.
Realice frecuentes «descansos de energía». Recite uno o dos versos o contemple algún cuadro de paisajes —o una reproducción—. Repiquetee al mismo tiempo sobre su glándula timo para mantener sus energías equilibradas y para reducir al mínimo las pautas de estrés de sus hemisferios cerebrales.
Escuche música estimulante y vivificante. Para reforzar su efecto, hágalo en la posición horizontal Alexander y golpeando al mismo tiempo sobre su punto del timo.
Escuche los sonidos de la naturaleza, tales como los cantos de los pájaros y el murmullo del agua. Dúchese mientras permanece recto y erguido.
Encuentre un pensamiento tranquilizador, al que recurrir constantemente para que le ayude a mantenerse centrado. Puede consistir en una escena placentera o incluso en una imagen de sí mismo en estado de perfecta salud.
Mantenga la lengua apoyada contra el «mando centrador» (en la parte alta del paladar).
Sonría lo más que pueda. Hágalo varias veces al día, a modo de ejercicio. Le ayudará a corregir cualquier posible desequilibrio en el sistema de energía de su cuerpo.
Piense y camine con orgullo.
Demórese en los pensamientos positivos: el amor, la fe, la confianza, la gratitud y el valor.

                                            Recuerden que  prevenir es mejor que curar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario