Atrévete

"Lo importante no es lo que hacen de nosotros, sino lo que nosotros mismos hacemos con lo que han hecho de nosotros". Sartre

miércoles, 14 de agosto de 2013

Bendito verano

Es época de vacaciones para los más afortunados. Tengo la suerte de encontrarme entre ellos. Aprovechar estos días para reencontrarse con los demás (familia y amigos) es importante. Recordarles que estamos ahí, aunque el curso de la vida nos imponga una distancia no deseada y no nos permita frecuentarlos tanto como nos gustaría. Volver a sentir su compañía, recordar juntos momentos compartidos y reirnos de las nuevas aventuras que han ocurrido en su ausencia.

      Estos días de asueto, nos permiten también, si  lo deseamos, el reencuentro con nosotros mismos. Replantearnos si nuestro camino por la vida es todo lo agradable que esperamos y si somos felices ... al menos en un 70% de las ocasiones. Como la eficiencia no está reñida con el descanso, la alegría o la renovación de energías, aprovechar nuestras vacaciones para hacer un balance de nuestra existencia es algo vital si queremos mantenernos sanos física y mentalmente.
Date tiempo para relajarte y divertirte. Si lo haces, podrás comprobar que estos periodos de tranquilidad te aportan inspiraciones y nuevas perspectivas que te serán muy útiles en tus actividades personales y profesionales. Proponte, hacer con relajación y atención cualquier cosa que hagas, como por ejemplo escribir, cocinar, arreglar un grifo o conducir un coche, en lugar de la, a veces inevitable, tensión y resistencia. Vigila no caer en fantasías que te alejen de la posibilidad de disfrutar del aquí y el ahora. Permítete descubrir todo lo extraordinario que encierran las cosas sencillas. Cualquier tipo de actividad puede resultarte muy gratificante si te entregas a ella por completo. No te dejes llevar por la necesidad de intensificar cada momento con ensoñaciones que solo te impedirán descubrir la plenitud de la experiencia.
     Practica algún tipo de meditación. Te será útil para aprender a relajarte, observar tu diálogo interno, calmar la mente e identificarte más con tu presencia en cada instante, llevando así, quietud interior, a tus actividades cotidianas. Irás siendo más consciente de tu dimensión física, el funcionamiento de tu mente, o el laberinto de tus emociones. Podrás alcanzar nuevos niveles de consciencia que ampliarán tu perspectiva existencial.
       Disfruta de la diversidad y la variedad.  Mantén alerta tu percepción y siéntete en paz, sea cual sea tu lugar, sabiendo que, en donde estés, formas parte de la Vida.

       Intenta formas nuevas de relacionarte con los demás. Las personas y las circunstancias son lo que son, aquí y ahora. Trata de percibirlas conscientemente y antes de juzgarlas esfuérzate en entenderlas, desde la perspectiva más amplia y profunda que te sea posible. Luego, basándote en esa comprensión, actúa lo mejor que puedas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario