Atrévete

"Lo importante no es lo que hacen de nosotros, sino lo que nosotros mismos hacemos con lo que han hecho de nosotros". Sartre

jueves, 4 de abril de 2019

FLUIR para ser FELIZ

Según el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, “la felicidad no es algo que sucede. No es el resultado de la buena suerte o del azar. No es algo que pueda comprarse con dinero o con poder. No parece depender de los acontecimientos externos, sino más bien de cómo los interpretamos. De hecho, la felicidad es una condición vital que cada persona debe preparar, cultivar y defender individualmente. Las personas que saben controlar su experiencia interna (cómo viven las cosas) son capaces de determinar la calidad de sus vidas, eso es lo más cerca que podemos estar de ser felices.”


Entonces, ¿cómo vamos a encontrar la FELICIDAD?
Parece ser que no podemos ir por ahí buscando la felicidad, de aquí para allá porque no la vamos a encontrar. Resulta, que ésta surge al estar totalmente involucrados en cada detalle de nuestras vidas, sea bueno o malo. Entonces, si no hay ruta directa y no hay mapa, ¿qué haremos para hallarla?  Pues, depende de nosotros, de nuestra capacidad de controlar lo que sucede en nuestra conciencia momento a momento. Cada persona lo  puede conseguir en función de su propio interés  y creatividad. Te propongo un viaje por el reino de tu mente. Con un poco de esfuerzo intelectual, un compromiso de reflexionar y pensar críticamente acerca de tu propia experiencia, te encontraras sin darte cuenta en el flujo de la felicidad y del bienestar.

“Se sabe que las personas más felices son aquellas que tienen ganas de vivir, están abiertas a una gran variedad de experiencias, siguen aprendiendo hasta el día de su muerte y tienen fuertes lazos y compromisos con otras personas y con el entorno en que viven. Disfrutan de todo lo que hacen, incluso aunque sea algo tedioso o difícil, pocas veces se aburren y pueden tomarse con calma cualquier cosa que les suceda.  Su mayor fuerza reside en que controlan sus vidas.” (Mihaly Csikszentmihalyi) 

 Conviene tener en cuenta, que muchas veces,  las raíces de nuestro  descontento son internas y cada persona debe enfrentarse a ellas individualmente, con su propio poder. Al final,  es nuestra manera de responder a las tensiones lo que determina si vamos a sacar provecho de nuestra mala fortuna o vamos a sentirnos fatal.


Generalmente, en nuestra vida podemos tener muy poca influencia sobre las fuerzas que interfieren en nuestro bienestar. Venimos a este mundo en una familia que no hemos elegido y con un cuerpo y una biología particular. Desde pequeños, deciden nuestros padres por nosotros qué ropa nos ponemos, a qué colegio vamos, qué amigos podemos frecuentar, qué tenemos que comer y cuándo… Después, de mayores, otras circunstancias también ejercen su influencia en nuestra vida: jefes, leyes, gobiernos, estatus social, poder adquisitivo… Por lo tanto, apoyar nuestra felicidad en circunstancias externas a nosotros es muy arriesgado y altamente desaconsejado.

En realidad, cómo nos sentimos, nuestra felicidad, la alegría de vivir, dependen en último término y directamente de cómo la mente filtra e interpreta las experiencias cotidianas. Si somos o no felices depende de nuestra armonía interna y no del control que somos capaces de ejercer sobre los acontecimientos de nuestra vida. 

Se trataría, en el fondo de no perder la oportunidad de tener una vida que valga la pena vivir. 
En el siguiente diagrama, ideado por el Profesor Martin Seligman de la Universidad de Pensilvania, se encuentran representados tres grandes factores que influyen en nuestra felicidad. ¿Sabrías identificar qué peso tiene cada uno de ellos? Si has leído con atención los anteriores párrafos, te resultará sencillo.




……… Factores genéticos (nuestro físico, salud, estado mental, todo lo heredado de nuestros padres)
………. Circunstancias de la vida (lo que nos pasa)
………. Acción voluntaria (lo que nosotros hacemos, la manera de enfrentarnos a los problemas)








Tener este diagrama presente en tu vida, te ayudará a ver las cosas desde otro punto de vista. Dar la importancia adecuada a las circunstancias y centrarte en enriquecer tus fortalezas es la clave para superar tu genética y fluir para ser feliz.










Si quieres saber cómo usar esta información para mejorar tu vida y tomar las riendas, no dudes en ponerte en contacto conmigo.


Ahora mira, a ver si has acertado:
Verde: Rango base, factores genéticos:50%
Naranja: Circunstancias de la vida:10%
Morado: Acción voluntaria: 40%

Extraído de "El cuaderno Losias"  cap. 5 de María López de Silanes

No hay comentarios:

Publicar un comentario