Atrévete

"Lo importante no es lo que hacen de nosotros, sino lo que nosotros mismos hacemos con lo que han hecho de nosotros". Sartre

domingo, 8 de septiembre de 2013

Para el amor... hoy me inspiro en Erich Fromm

Tess está feliz. Estrenar un amor es siempre una experiencia única, explosiva y atrayente. Una vez atrapados, disfrutarlo hasta sus últimos besos será una tarea, placentera en su mayor parte, pues el amor, una vez conquistado, debe ser mimado para que fluya y crezca.

Hemos crecido, ya no amamos porque nos aman, como el amor infantil. El amor maduro obedece al principio: Me aman porque amo. El amor inmaduro dice: Te amo porque lo necesito. El amor maduro dice: Te necesito porque te amo.

E. Fromm decía que mientras tememos conscientemente no ser amados, el temor real, aunque habitualmente inconsciente, es el de amar. Yo te animo Tess, y a mis otras queridas amigas también, a no tener miedo a enamorarse, a dejarse mecer por la vida y aceptar todo lo bueno que nos ofrece. Y que absolutamente merecéis, porque todas sois auténticos diamantes. Brilláis de forma natural, sin artificios, con frescura y espontaneidad. Y es esa forma tan auténtica de ser que tenéis, la que os debe sostener y procurar la energía necesaria para alcanzar todo vuestro potencial.

Si una persona ama sólo a otra y es indiferente al resto de sus semejantes, su amor no es amor, sino una relación simbiótica o un egoismo ampliado. No caeremos ahí. Haremos que nuestro amor y felicidad contagie a todo el mundo. En contraste con la unión simbiótica, el amor maduro significa unión a condición de preservar la propia integridad, la propia individualidad. Si amo a la otra persona, me siento uno con ella, pero con ella tal cual es, no como yo necesito que sea, como un objeto para mi uso. Es obvio que el respeto sólo es posible si yo he alcanzado independencia; si puedo caminar sin muletas, sin tener que dominar ni explotar a nadie.

Ahora, ten cuidado con la envidia, los celos, la ambición, todo tipo de avidez, pues son pasiones: el amor es una acción, la práctica de un poder humano, que sólo puede realizarse en la libertad y jamás como resultado de una compulsión.

Según E. Fromm, dos personas se enamoran cuando sienten que han encontrado el mejor objeto disponible en el mercado. Si te pasa Tess, disfruta... pues cuando dos personas llegan a conocerse bien, su intimidad pierde cada vez más su carácter milagroso, hasta que su antagonismo, sus desilusiones, su aburrimiento mutuo, terminan por matar lo que pueda quedar de la excitación inicial.


                                                                     Gracias Fromm

jueves, 5 de septiembre de 2013

Considera la fluencia: Reiníciate


Basta ya de quejarnos de desmotivación, de aburrimiento. Si la salud nos lo permite, ha llegado el momento de darnos la oportunidad de usar ese vacío que en ocasiones nos oprime, para llenarlo de energías creadoras, regeneradoras y transformadoras. Si lo que has hecho hasta ahora no te ha funcionado, no te ha procurado la felicidad que deseas y mereces, ¿por qué no pruebas a hacer algo diferente?
Por si no lo has intentado todavía, te invito a encontrar tu estado de fluencia. Dedícate en el transcurso del día a buscar ese estado, detectar que tipo de actividades lo causan y busca repetirlo. La fluencia es un estado similar a la alegría.

¿Has vivido alguna vez la siguiente experiencia?
Estás realizando una actividad… estás absolutamente concentrado o concentrada… te olvidas de lo que ocurre a tu alrededor… el tiempo se pasa volando… tus pensamientos y sentimientos están en lo que estás haciendo…
Quizá aparezcan dificultades, pero también tu capacidad para afrontarlas… desaparecen las distracciones y preocupaciones… parece que todo va sobre ruedas… haces lo que estás haciendo por el propio deleite de hacerlo y no quieres dejar de hacerlo.  Estás fluyendo con lo que haces.
 
 Csikszentmihalyi, habla de este concepto de flujo como “el estado en el cual las personas se hayan tan involucradas en la actividad que nada más parece importarles; la experiencia, por sí misma, es tan placentera que las personas la realizarán incluso aunque tenga un gran coste, por el puro motivo de hacerla” (Csikszentmihalyi, 1990).
Podemos entender estas experiencias de flujo como “vivencias de integración” (e integradoras) en las que nuestros pensamientos, sentimientos, acciones y cuerpo, están armónicamente puestos en una cosa: la actividad que estamos realizando. En el fluir, solo tiene cabida aquello relacionado con el aquí y ahora.

Todas las personas hemos tenido al menos alguna vez esta experiencia, pero lo mejor de todo es que podemos potenciar nuestra capacidad para alcanzar la fluidez más frecuentemente y que eso nos incrementará nuestra felicidad.

¿Por qué entonces no lo hacemos con asiduidad? Según  Mihály Csíkszentmihályi, unos estamos agotados por exigencias excesivas, con lo cual de entrada nos resulta difícil apoderarnos de nuestra energía psíquica y activarla. Otros nos distraemos fácilmente y tenemos dificultad de aprender la manera de proteger y canalizar la energía que tenemos. El siguiente problema es la pereza, o la falta de disciplina para controlar el flujo de energía. Y finalmente, el último obstáculo es no saber que hacer con la energía que uno tiene.
Ayudaros a  evitar estos obstáculos y liberar la energía es lo que me propongo en las sucesivas entradas.
Para empezar unos consejos para cultivar el fluir en la vida cotidiana:
Cuando no hay ninguna fuerza exterior que nos exige concentrarnos, la mente empieza a perder atención. ¿Cómo podemos aprender de nuevo a disfrutar con la curiosidad, de manera que la búsqueda de nuevas experiencias y nuevos conocimientos se sostenga a sí misma?
  • Despiértate por la mañana con una meta concreta que te ilusione. Recuerda que levantarse por la mañana es un privilegio no una rutina.
  • Si haces algo bien, se vuelve agradable. Cuantas más actividades hacemos con excelencia y estilo, más intrínsecamente gratificante se vuelve la vida.
 Continuará...


Referencias:

Csíkszentmihályi, Mihály (April 5, 1998) Finding Flow: The Psychology of Engagement with Everyday Life.



La fluencia es un estado similar a la alegría.
dedícate en el transcurso del día a buscar ese estado, detectar que tipo de actividades lo causan y buscar repetirlo. - See more at: http://www.moonmentum.com/blog/pronostico/index/reiniciate#sthash.HGvbrPkx.dpuf
dedícate en el transcurso del día a buscar ese estado, detectar que tipo de actividades lo causan y buscar repetirlo. - See more at: http://www.moonmentum.com/blog/pronostico/index/reiniciate#sthash.HGvbrPkx.dpuf
dedícate en el transcurso del día a buscar ese estado, detectar que tipo de actividades lo causan y buscar repetirlo. - See more at: http://www.moonmentum.com/blog/pronostico/index/reiniciate#sthash.HGvbrPkx.dpuf

La Luna se ha vaciado dándonos la oportunidad de usar ese vacío para llenarlo de energías creadoras regeneradoras y transformadoras
La Luna se ha vaciado dándonos la oportunidad de usar ese vacío para llenarlo de energías creadoras regeneradoras y transformadoras. - See more at: http://www.moonmentum.com/blog/pronostico/index/reiniciate#sthash.HGvbrPkx.dpuf
La Luna se ha vaciado dándonos la oportunidad de usar ese vacío para llenarlo de energías creadoras regeneradoras y transformadoras. - See more at: http://www.moonmentum.com/blog/pronostico/index/reiniciate#sthash.HGvbrPkx.dpuf
La Luna se ha vaciado dándonos la oportunidad de usar ese vacío para llenarlo de energías creadoras regeneradoras y transformadoras. - See more at: http://www.moonmentum.com/blog/pronostico/index/reiniciate#sthash.HGvbrPkx.dpuf
La Luna se ha vaciado dándonos la oportunidad de usar ese vacío para llenarlo de energías creadoras regeneradoras y transformadoras. - See more at: http://www.moonmentum.com/blog/pronostico/index/reiniciate#sthash.HGvbrPkx.dpuf